Un antiguo y tormentoso agujero negro
17 de Junio de 2021

En un pasado muy lejano, hace 13100 millones de años, un agujero negro supermasivo expulsó una enorme cantidad de viento galáctico, una gigantesca corriente de gas que se lleva el material que forma estrellas, llamado materia interestelar. El Universo tiene unos 13800 millones de años, ¡así que esto ocurrió realmente cerca del Big Bang!

Los astrónomos lo han encontrado utilizando el telescopio ALMA (Atacama Large Millimeter/submillimeter Array). Se trata del ejemplo más primitivo de este tipo de vientos galácticos: una señal de que los agujeros negros ejercieron una enorme influencia sobre el modo en que las galaxias crecieron desde el principio de los tiempos.

Muchas galaxias grandes esconden agujeros negros supermasivos en su centro. Estos objetos son millones (o miles de millones) de veces más masivos que nuestro Sol. A pesar de tener toda esa masa, estos agujeros negros son normalmente mucho más pequeños que la región central de la galaxia en la que viven, pero son aproximadamente proporcionales, lo cual es muy interesante.

Los astrónomos han descubierto que la  región central de de esta galaxia tiene la masa de 30 mil millones de soles y el agujero negro supermasivo del interior tiene más o menos un 1% de esta masa. ¡La proporción entre las masas es casi idéntica a lo que vemos en galaxias más jóvenes de nuestro Universo moderno!

Basándose en esta relación proporcional entre las masas de objetos que son tan diferentes en tamaño (el agujero negro y la galaxia donde está) los astrónomos creen que las galaxias y los agujeros negros crecieron y evolucionar a la vez, por lo menos desde que el Universo tenía menos de mil millones de años. Los agujeros negros y las galaxias podrían haber sufrido los efectos de la misma interacción física, después de todo.

Los vientos galácticos pueden mostrar esta interacción física. Un agujero negro supermasivo engulle una enorme cantidad de materia. Mientras esta materia empieza a girar a una velocidad increíble (debido a la inmensa gravedad del interior del agujero negro) emite mucha energía, empujando la materia hacia afuera del agujero negro. Así es cómo los vientos galácticos se forman.

El viento galáctico del agujero negro central de la galaxia J1243+0100 es el más viejo que los astrónomos han encontrado hasta la fecha. Tiene por lo menos 100 millones de años más que el anterior récord, ¡un viento galáctico de 13 mil millones de años!

Los astrónomos planean observar más vientos galácticos emitidos por agujeros negros para comprobar si las galaxias y los agujeros negros han evolucionado realmente a la vez. Esto nos podría dar mucha información acerca del aspecto de nuestro Universo cuando era un bebé.

Ilustración de artista de un viento galáctico creado por un agujero negro supermasivo situado en el centro de una galaxia.

Crédito de la imagen: ALMA (ESO/NAOJ/NRAO)

Dato curioso

Los científicos utilizaron el telescopio Subaru en Japón para buscar agujeros negros supermasivos antiguos en el Universo primitivo y encontraron más de un centenar de ellos. ¡Con estos datos en la mano, el equipo supo exactamente dónde apuntar ALMA para buscar los vientos galácticos!

This Space Scoop is based on Press Releases from ALMA , NAOJ .
ALMA NAOJ
Imagen
Versión para imprimir

¿Todavía con curiosidad? Aprende más...

¿Qué es Space Scoop?

Descubre más Astronomía

Inspirando a una nueva generación de Exploradores Espaciales

Amigos de Space Scoop

Contáctanos